Naturdent

19
sep
2018

Hilo dental, cinta dental

¿Hilo dental o cinta dental?

Es la duda que muchas personas tienen: ¿hilo dental o cinta dental? Nosotros tenemos nuestra opinión particular, pero también hemos de decir en primer lugar que lo más importante es que tú te sientas cómodo, así que elige el que más te guste… ¡pero utilízalo!

 

¿En qué se diferencia el hilo dental de la seda dental?

En el grosor. El hilo es muy fino y la cinta tiene una mayor superficie, como si fuera una estrecha banda. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno? El hilo, al ser tan fino, pasa entre los dientes con más facilidad llegando a recovecos complicados de acceder, sin embargo, el choque con la encía es más abrupto y cortante, aspecto que puede resultar algo más desagradable. En cambio, la cinta dental es más ancha, más cómoda a la hora de sujetar y manipular y el contacto con la encía es más amable.

 

¿Para qué sirven el hilo y la cinta?

Fundamentalmente, para tener la boca limpia. Y lo cierto es que son herramientas tan sencillas y accesibles, que nos sorprende que todavía haya tantísimas personas que no las utilicen. Su eficacia es tremenda y nos ayudan a:

 

  • Extremar la higiene dental.
  • Acceder a espacios imposibles para un cepillo de dientes.
  • Eliminar restos de comida.
  • Evitar la halitosis o mal aliento.
  • Tener una sensación de limpieza extraordinaria.

 

¿Cuál es el origen del hilo dental?

Como siempre, sorprende saber hasta cuándo tenemos que remontarnos para ver los primeros hilos dentales. Nuestros antepasados en la Antigüedad utilizaban pequeñas herramientas hechas con hueso o madera para limpiarse los dientes, pero los primeros hilos dentales como tal los encontramos en Nueva Orleans en 1815, lugar y fecha en el que un dentista vio el potencial de los hilos de seda para limpiarse los dientes y comenzó a animar  a sus pacientes emplear hilos de seda para su higiene bucal. Fue en 1882 cuando comenzó a comercializarse el hilo de seda para la limpieza interdental y en torno a 1940 se sustituyó la seda por el nailon. 

 

¿Cómo elegir el mejor hilo o cinta dental?

Hoy en día, puedes encontrar todo tipo de hilos: con cera, sin cera, más duros, más suaves, perfumados, eléctricos, resistentes al deshilachado… Una amplia variedad que nos va a dar la seguridad de encontrar alguno que nos vaya bien, pero ¿qué criterios podemos tener en cuenta?

  • Si tenemos poco espacio entre los dientes, es probable que nos ayude contar con un hilo dental con cera, más resbaladizo.
  • Para los peques, podemos utilizar un hilo dental específico para ellos o, también, arcos dentales para higiene interdental, una pequeña y sencilla herramienta de plástico que tiene un arco de hilo dental y nos permite limpiar los dientes de los peques sin tener que meter nuestros dedos en su boca.
  • Si tienes aparato, puedes hacer uso de un enhebrador de hilo dental y emplear hilo esponjoso.

 

La cuestión fundamental es que lo utilices, así que busca, porque seguro que encontrarás uno que se adapte a ti y tus gustos. Como ves, somos unos firmes defensores del hilo o cinta dental, así que no podemos hacer más que animarte a que lo incorpores en tus hábitos.

20
ago
2018

Implantes y huesos de cristal

¡ANIVERSARIO! SEIS AÑOS CON IMPLANTES Y HUESOS DE CRISTAL

Han pasado ya seis años desde que logramos colocar implantes dentales a una persona afectada por la enfermedad de los Huesos de Cristal (Osteogénesis Imperfecta) y, a día de hoy, su calidad de vida ha mejorado enormemente.

 

En aquel momento fue todo un hito ya que, por entonces, parecía imposible realizar un tratamiento de este tipo a una persona con osteogenésis imperfecta y el Dr. Mario Caicedo y su equipo lo consiguieron, siendo el primer caso documentado en todo el país.

 

La Osteogénesis Imperfecta, más conocida como Huesos de Cristal, provoca una fragilidad de los huesos tremenda que suele desencadenar fracturas y lesiones. Los dientes se resienten de manera especial y nuestro paciente sufría malestares en la boca, pérdida de piezas dentales y dificultad para masticar e ingerir con normalidad.

 

 

El gran reto consistió en buscar la fórmula idónea para fijar implantes dentales en un hueso tan frágil sin recurrir a injertos óseos y, tras meses de investigación, el equipo de Naturdent liderado por el Dr. Caicedo, diseñó un tratamiento sumamente personalizado en el que se colocaron implantes dentales sin necesidad de injertos de hueso.

 

El caso médico fue presentado por primera vez en la New York University y publicado en el Journal of Clinical and Experimental Dentistry (JCED). Numerosos medios de comunicación del país, así como de Latinoamérica, se hicieron eco de la noticia y, lo mejor, sin duda alguna, es que el paciente pudo encontrar de este modo la solución a una situación que le impedía disfrutar de una vida normal y alimentarse con naturalidad.

 

Hoy, seis años después, estamos encantados de ver a nuestro paciente con una gran sonrisa, feliz por haber sido valiente, confiar en nosotros, haberse decidido… y salir ganando. ¡Gracias por tu confianza!

18
jul
2018

MITOS DIENTES

DESTERRAMOS LOS MAYORES MITOS RELACIONADOS CON LOS DIENTES

 
Circulan por ahí libremente, campan a sus anchas: son los mitos relacionados con los dientes y la salud bucodental. Hay quien les da mucha credibilidad y lo cierto es que son falsos, así que hoy, desde Clínica Dental Naturdent, vamos a desterrar los falsos mitos de la boca.
 
- Comer manzana o masticar chicle después de haber realizado una comida, sustituye al cepillado de dientes: ¡Falso! El chicle puede mejorar el aliento temporalmente y ayuda a aumentar el PH de la boca, pero no limpia. Por su parte, la manzana da sensación de higiene, pero deja restos en los dientes que deben ser eliminados con un buen cepillado dental. En resumen, no hay escapatoria: después de comer, hay que lavarse los dientes. 
 
- Cuanto más tardan en caerse los dientes de leche, más te durarán los definitivos. Sigue siendo un mito. Es cierto que nacen los dientes permanentes más tarde, pero tendrás que esmerarte en su cuidado para conservar tus piezas dentales el mayor tiempo posible. Si no, los perderás pronto. 
 
- Una vez que eres mayor, ya no es posible mover los dientes. ¡Mentira! Por fortuna, cada vez este mito está menos extendido ya que ahora es muy frecuente ver a personas adultas con ortodoncia y los resultados conseguidos son asombrosos. Se puede variar la posición de los dientes, modificar la estructura de la boca y crear nuevas sonrisas. 
 
- Los colutorios no sirven para nada. Sirven, sí. Tan solo es preciso encontrar aquel colutorio que sea adecuado para ti. Contribuyen a dar frescor a la boca, reducir la halitosis y profundizar en la limpieza dental. 
 
- Las muelas del juicio van a desaparecer, por eso es mejor quitarlas. No. La evolución humana y el hecho de que nuestros hábitos alimenticios hayan cambiado, han provocado que ya apenas utilicemos las muelas del juicio y que muchas personas nazcan sin ellas. Sin embargo, hay bocas en las que las muelas de juicio tienen su espacio y función, no molestan y no deben ser extraídas. 
 
- Si un niño no come chucherías, no puede tener caries. Falso completamente. Por supuesto que no es recomendable consumir chucherías, pero las caries no solo provienen de los dulces. Una correcta higiene es básica para evitar las caries y todos los alimentos, si no son eliminados sus restos de las boca, pueden provocar caries. 
 
- Para qué vas a empastar un diente de leche si se va a caer en dos días… Si un diente de leche tiene caries, es un diente enfermo que puede doler, provocar una infección y dañar al resto de la dentadura. Es imprescindible atajar esa caries y ponerle freno. 
 
- Los niños que toman leche materna no necesitan lavarse los dientes. Falso. La leche materna sigue siendo un alimento (sensacional, pero alimento) y es necesario cepillar los dientes de los lactantes e incluso, si no tienen dientes, limpiar sus encías, ya que en ellas pueden concentrarse numerosas bacterias. 
 
- Los remedios caseros funcionan. ¡Cuidado, cuidado! Muchos de ellos no solo no funcionan, sino que pueden dañar tu dentadura como, por ejemplo, los lavados con bicarbonato para blanquear los dientes. 
 
Seguro que has escuchado otras muchas falsas creencias en torno al cuidado de la boca. Nuestro consejo es que siempre disipes dudas preguntándoselo a tu dentista. ¡Saldrás ganando seguro! 
 
Photo by Quinten de Graaf on Unsplash
 

1 2 3 4 5 6 7 8   Last ›

Plaza Rafael Alberti 3, Bajo. CP:31013 | Ansoáin - Navarra - España. | Tel. (0034) 948 383 007 | info@clinicanaturdent.com


CPS-1835C/11-14-NA

Proyecto web: Obelia